Hola! qué tal están?…Pensabais que os librariais de mi pero no…tengo el firme propósito de escribir un post para todos los martes…veremos si puedo cumplirlo y lo publico porque es una manera de asumir un compromiso público, como cuando empezamos dieta y no nos animamos a decirlo para que luego no nos pregunten ¿no estabas a dieta? jeje.

Bueno, saludos aparte, en estos días me ronda en la cabeza un tema tratado hasta el hartazgo sobre el que me gustaría dejar mis pensamientos. Hablo del «emprender». Desde todos o casi todos los rincones (menos desde aquel en el que se encuentran los que definen lineamientos en ese sentido) nos animan a emprender, nos transmiten que en medio de la crisis (sistémica para mi gusto e internacional no privativa de España porque Spain is different) quienes pueden salvar el mundo o el país, son los emprendedores.

No estoy en desacuerdo, con lo que no estoy de acuerdo es con la falta de matices en el concepto que creo indispensables. Es decir, seamos honestos, no todo el mundo tiene espíritu emprendedor, no todo el mundo tiene ganas de emprender, no todo el mundo tiene ganas de ser su propio jefe, no todo el mundo tiene ganas de ser creativo y pensar en qué puede dedicarse a vender como producto o servicio….Pensar o generalizar que es algo que todos DEBEN considerar es una falacia y lo digo en el sentido literal del término.

Lo que si se ha vuelto imprescindible, ya no solo necesario, es tener una actitud emprendedora, que no es lo mismo…no confundamos las churras con las merinas (decía el único jefe que he tenido). Contar naturalmente o desarrollar una actitud emprendedora no significa tener una empresa una propia (da igual el tamaño), no significa tener que entrar en el entramado del alta como autónomo, en la idealización del ser vuestro propio jefe , la actitud emprendedora lisa y llanamente, tal como define la R.A.E no es más que la actitud resolutiva necesaria para enfrentar situaciones difíciles o azarosas. Y esto es aplicable a todos los ámbitos de la vida.

Esto es lo que hoy, se ha vuelto imprescindible, el rescate de esa fuerza, el rescate de esa actitud en el negocio propio o en el despacho del Director o en el carrito de la Señora que limpia las oficinas. Desde un punto de vista laboral, es imperioso que salgamos de la zona de confort en la que nada es mi responsabilidad más allá de cumplir con lo que me dijeron que tenía que hacer y asumamos que cuanto mayor compromiso asumo, mayor valor agrego a mi trabajo; desde un punto de vista social ni qué hablar y sumando sumando, el todo termina siempre siendo más que la suma de las partes.

Por esto, los invito a Wake up and Do it! Donde estamos, nuestro entorno, nuestra circunstancia acual no define en absoluto quiénes somos, mucho menos lo que podemos hacer

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=u-jSsm-uZa0]

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Forma parte de la GPSletter, la comunidad de emprendedor@s, empresari@s y directiv@s que cuentan con un GPS para su negocio

No, no hay regalo a cambio de tus datos.

Tan sólo la promesa de escribirte con lo que consideramos importante para tu reflexión y el crecimiento de tu negocio en los temas que a nosotros mismos nos importan.

Gracias y Bienvenid@ a la comunidad GPSletter, este es un camino que recorreremos junt@s!