Hola mis queridos lectores, últimamente, mi espacio se parece a la pasarela de Las Cibeles, se llena de figuras, grandes por su humanidad, elogiables por su compañerismo y profesionalidad y sobre todo, amenos, fáciles de seguir en su discurso pero llenos de contenido de valor.

Ese es el caso del invitado que les traigo hoy, mi compañero de ruta Francisco M. Sanchez que, con su estilo único nos habla de la #consultoría.

1384346_1413977075498623_1339754978_n

La cosa esta complicada, que me vais a contar a mí. Ya sabemos que la cosa de la economía anda algo fastidiada, me contendré por ser un invitado en Gabpersam y moderare mi lenguaje.

Pues si como digo arriba la cosa anda “jodia”, ups, ya se coló mi lenguaje, fijo que no me vuelven a invitar a escribir por estos lares. Bien, como digo el tema está complicado y soltar la pasta cuesta horrores y hay que pensárselo dos veces.

El tema económico supongo que es el principal o al menos uno de ellos de por qué tu, pequeño propietario de una Pyme te piensas dos veces el contratar a un asesor o consultor de procesos.

Y por qué no decirlo en España aún no tenéis las ideas y conceptos muy claros al respecto y os dejáis aconsejar por quien menos deberíais, entre otros el famosos “Primo” que sabe de todo.

Yo le diría al “Primo” como una vez escuche a mi viejo decirle a uno de estos listos que todo lo saben, “ Tu sabes mucho a “pescao” podrido “, y es que hay mucho listo, entre “primos” y gente mal preparada.

Y a veces deberíamos hacer más caso al refranero español que es muy sabio y rara vez hacemos caso de él, como ese que dice a “ palabras necias oídos sordos “, pero tu estimado emprendedor tiendes a prestar oreja a quien menos debes.

Y claro después vienen las lágrimas y lamentos mil. Que como dice otro dicho a toro pasado ya no vale o algo así viene a decir, no sé, tiendo a customizar el refranero y claro, pasa lo que pasa.

La figura del consultor es tan importante como invertir en el producto a vender, no vale el bueno, bonito y barato. No, no vale, necesitas a un profesional que te guie desde cómo gestionar la atención al cliente hasta el Social Media.

Ambas cuestiones son las grandes asignaturas pendientes del pequeño empresariado nacional, arraigado aun en un pasado que le llevara a un cierre inminente.

Y aquel que medio ha comprendido la necesidad de implementar su presencia en internet vuelve a confiar, en ya para mi, toca kínder del “Primo” con doscientos amigos en Facebook.

El/La consultor/a te llevara bien cogidito de la mano guiando cada uno de tus pasos, firmes a un futuro ya no tan incierto en el cual te encontrabas.

Será tu guía y tu luz en esto de los negocios que a veces se torna en un camino oscuro o cuando menos gris y lleno de dificultades. Dificultades que en muchos casos ignorabas que estaban ahí, desde problemas con la administración a falta de contactos necesarios como los distribuidores.

Debes olvidar la imagen del consultor que tienes, posiblemente demasiado influenciado por la maquinaria yanqui o anglosajona de un consultor de y para grandes empresas.

Nada más lejos de la realidad, el consultor es de carne y hueso un personaje cercano a ti que se preocupa de ti y de tu negocio sin importarle la grandeza y tamaño de la empresa que gestionas y que el velara más que nadie de tu éxito.

Sed felices please!!!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Forma parte de la GPSletter, la comunidad de emprendedor@s, empresari@s y directiv@s que cuentan con un GPS para su negocio

No, no hay regalo a cambio de tus datos.

Tan sólo la promesa de escribirte con lo que consideramos importante para tu reflexión y el crecimiento de tu negocio en los temas que a nosotros mismos nos importan.

Gracias y Bienvenid@ a la comunidad GPSletter, este es un camino que recorreremos junt@s!