La diversificación en un negocio, sea del tamaño que sea es estrategica y necesaria, en algunos sectores más que en otros.

 

Cuando un negocio (pyme o emprendimiento) toca su nivel máximo de demanda, es un camino estratégico apostar por la diversificación.

 

Esto significa ni más ni menos que buscar y desarrollar productos o servicios complementarios y/o hacer cruce de productos con servicios o viceversa.

 

Ahora, si bajamos el análisis y la reflexión al respecto al mercado actual y sus particulares circunstancias no dejo de observar estupefacta cómo  el avance vertiginoso de Internet y las nuecas tecnologías ha generado una especie de campo orégano que transforma a cualquier neófito en especialista, y cualquier negocio exitoso está habiltado a entrar en otro sector, en algunos sectores, especialmente.

 

Asi nos encontramos que una peluquera (a la que sus clientas utilizan a modo de confesionario) hace unas 20 horas de un curso de coaching y se siente capacitada para dejar la peluquería y abrir su consulta como Coach.

 

Del otro lado nos encontramos con una emprendedora exitosa en un sector, con una trayectoria intachable en su gestión y en sus productos que decide crear y cobrar por dar un curso de un tema que nada tiene que ver con su core business.

 

A priori mis conclusiones y o preguntas son las siguientes:

  • Dónde quedó la rigurosidad y responsabilidad en lo que ofrecemos al mercado? Deberíamos, todos, ser conscientes de que todo es un camino de ida y vuelta. El valor de lo que entregamos es directamente proporcional al que recibiremos. Y en este mercado todos somos proveedores y clientes.
  • La decision estrategica de diversificar un negocio justifica la canibalización de sectores de fácil entrada, perjudicando a emprendedores que se forman y dedican su profesión a entegar valor? No estoy en contra de la libertad de elección, solo pienso que tal como están las cosas deberíamos todos comprometernos en la protección del tejido emprendedor y de la pequeña empresa. Crecer como marca cuando el pasado es de emprendimiento debería ser lo suficiente para no entrar en el tipo de juegos de negocio de las grandes corporaciones.
  • Sólo la formación, la experiencia contrastada, la exigencia por parte nuestra como clientes del valor requerido en cada circunstancia y la valoración de cómo y cuánto está afectando al mercado eso que contratamos, podrá revertir en una sociedad de consumo más equilibrada, justa y solidaria.
  • Los valores de una marca (grande, mediana o pequeña) deben evaluarse por algo más que la imagen corporativa. Los resultados deben hablar en congruencia siempre. Esta valoración la tenemos que hacer nosotros, los consumidores. Es nuestro poder.

Tu, has pensado en diversificar? En qué condiciones y con qué criterios?

Has percibido el intrusismo en tu sector?

Si quieres lo debatimos en los comentarios o en las redes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Forma parte de la GPSletter, la comunidad de emprendedor@s, empresari@s y directiv@s que cuentan con un GPS para su negocio

No, no hay regalo a cambio de tus datos.

Tan sólo la promesa de escribirte con lo que consideramos importante para tu reflexión y el crecimiento de tu negocio en los temas que a nosotros mismos nos importan.

Gracias y Bienvenid@ a la comunidad GPSletter, este es un camino que recorreremos junt@s!